Modelo educativo

Compártenos en...Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Proporcionar a los alumnos los conocimientos suficientes y necesarios, que los conviertan en profesionistas con iniciativa, capacidad de análisis, solución de problemas y toma de decisiones, así como desarrollar e incorporar en los estudiantes, actitudes profesionales constructivas en la relación médico – paciente como son: responsabilidad, tolerancia, innovación, ánimo emprendedor y solidaridad.

Plan de estudios

Se adopta el Plan de Estudios 2010 de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México., el cual tiene una duración de seis años y medio para la licenciatura de médico cirujano, con un total de 431 créditos, de los cuales 423 son de las asignaturas obligatorias y ocho corresponden a las asignaturas optativas.

Consta de tres ejes curriculares:

  1. Integración biomédica-socio médica-clínica.
  2. Vinculación medicina, información y tecnología.
  3. Articulación ética, humanística y profesional.

También cuenta con tres áreas de conocimiento:

  1. Bases Biomédicas de la Medicina
  2. Bases Socio médicas y Humanísticas de la Medicina
  3. Clínicas

El Plan 2010,  promueve la integración biomédica, socio médica y clínica, propician la relación teórico-práctica y favorecen elementos centrales de la formación médica.

Para el desarrollo de los ejes y las áreas de conocimiento el estudiante debe avanzar a través de cuatro fases secuenciales de formación:

  • Fase Uno

Primer y segundo año de la licenciatura. Se organiza en dos años y está constituida por 16 asignaturas de las cuales doce son anuales y cuatro semestrales. En esta primera fase (primero y segundo año) el alumno logra incorporar el conocimiento con predominio de los aspectos teóricos biomédicos y socio médicos e introduce progresivamente prácticas de salud pública y habilidades clínicas.

  • Fase Dos

Quinto al noveno semestres. En la segunda fase, de quinto al noveno semestre, el alumno adquiere los conocimientos, las habilidades, destrezas, actitudes y aptitudes necesarias para la práctica de la medicina general en ambientes reales. Esta fase se organiza en dos momentos: el quinto semestre con cuatro asignaturas matutinas: Imagenología, Laboratorio Clínico, Propedéutica y Fisiopatología, Medicina Psicológica y Comunicación; y una vespertina, Epidemiología Clínica y Medicina Basada en Evidencias. Del sexto al noveno semestre las asignaturas se distribuirán en cuatro rotaciones matutinas denominadas en números romanos y en seis rotaciones vespertinas identificadas por letras. Las rotaciones matutinas por semestre son: 6º (Rotación I) Cardiología, Neumología, Otorrinolaringología, Urología, Psiquiatría y Anatomía Patológica I; 7º (Rotación II) Gastroenterología, Endocrinología, Dermatología, Neurología, Oftalmología y Anatomía Patológica II; 8º (Rotación III) Ginecología y Obstetricia, y Pediatría; 9º (Rotación IV) Cirugía y Urgencias Médicas, Ortopedia y Traumatología, Medicina Legal y Geriatría. Las rotaciones vespertinas por semestre son: 6º (Rotación A) Nefrología, Hematología, Farmacología Terapéutica; 7º (Rotación B) Nutrición Humana, Antropología Médica e Interculturalidad y Genética Clínica; 8º (Rotación C) Ambiente, Trabajo y Salud, Rehabilitación, Bioética Médica y Profesionalismo e Historia y Filosofía de la Medicina; 9º (Rotación D) Infectología, Algología y Reumatología. En los semestres sexto o séptimo se cursa la asignatura de Integración Clínico-Básica I (Rotación E); y en los semestres octavo o noveno se cursa Integración Clínico-Básica II (Rotación F)

  • Fase Tres

Internado médico de pregrado. La tercera fase (décimo y onceavo semestres) corresponde a la asignatura de Internado médico de pregrado que cuenta con las siguientes rotaciones: Cirugía, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Pediatría, Urgencias y Medicina Familiar y la actividad clínica complementaria. En esta fase, eminentemente práctica, el alumno se incorpora al equipo de salud de las instituciones de atención médica donde integra todos los conocimientos adquiridos y los aplica en el cuidado del enfermo bajo la asesoría, supervisión y realimentación académica de sus profesores. A estas actividades que tienen una carga académica se agregan las “actividades clínicas complementarias”. Estas últimas proveen al alumno de mayores experiencias en la construcción de su conocimiento y son, en esencia, una actividad clínica social complementaria que se realiza después de los horarios escolares sin valor crediticio e incrementa el número de horas de formación curricular.

  • Fase Cuatro

Servicio social. La cuarta fase, del doceavo y treceavo semestres, es el año de servicio social. Esta fase da cumplimiento a la Ley Reglamentaria del Artículo 5º Constitucional referido a las profesiones. Durante ella brinda una atención integral al individuo, la familia y la comunidad. La actividad clínica social complementaria de esta fase forma un continuo con las del internado médico de pregrado.

Compártenos en...Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone